24-10-2014 Los ayuntamientos orensanos promoverán el uso del gallego en los cementerios

  • A pesar de que la mayoría de los ciudadanos emplean su lengua materna en la actualidad sólo una de cada mil lápidas está escrita en gallego

Varios ayuntamientos orensanos trabajarán para que las lápidas de sus gallegoparlantes fallecidos estén escritas en su lengua. Esta iniciativa, que surge de la Asociación de Funcionarios para la Normalización Lingüística, se hizo ayer realidad en el acto de conmemoración del Día de la Restauración de la Memoria Lingüística de Galicia, celebrado en el Centro Cultural "Marcos Valcárcel".

En una cita de marcado carácter simbólico, el colectivo organizador de la ceremonia reivindicó el esfuerzo que los ciudadanos anónimos hicieron por preservar el empleo de la lengua gallega, y manifestó su descontento porque la mayor parte de las inscripciones de las lápidas de los cementerios gallegos aparezcan en castellano, cuando la persona fallecida habló siempre en gallego. "La lápida tiene que ser la memoria del difunto", señaló el secretario de la asociación, Xosé González, que recordó que el empleo en lengua gallega no tiene que darse en las tumbas de figuras de importancia.

Así, la primera acción acordada por los más de 30 regidores asistentes al acto fue la instalación de una placa conmemorativa en los cementerios el próximo 1 de noviembre, festividad de los Fieles Difuntos. En ella, se podrá leer la frase:"Na memoria de todos os que xacen aquí, porque grazas a eles, Galicia continúa a ter cultura e lingua de seu" ("En la memoria de todos los que yacen aquí, porque gracias a ellos, Galicia sigue teniendo una cultura y lengua propia".

 Tal como explicó Xosé González, esta placa ya está ubicada en algunos cementerios, como el del Ayuntamiento lugués de Paradela, donde "se notó un aumento de los epitafios en gallego después de su colocación". A día de hoy, relató, "sólo una de cada mil lápidas y el 2% de las notas necrológicas están escritas en gallego".

Los alcaldes participantes firmaron un acuerdo a través del que pondrán en marcha "una pedagogía social que traslade la importancia de la defensa de nuestros valores patrimoniales". Además de la colocación de la placa conmemorativa, los regidores se comprometen a invitar a los ciudadanos a cambiarel idioma de sus epitafios.

El presidente de la asociación, Xaquín Monteagudo, señaló que estas acciones son "un honor a nuestros ancestros, que fueron portadores de la lengua en sus correspondientes generaciones". El consejero de Cultura, Xesús Vázquez, mostró su agradecimiento "a todas aquellas personas que dejan en herencia la lengua gallega, para que esta enriquezca a todos sus hijos y nietos".

Fuente:Laregion.es



Imágenes asociadas

Todos los derechos reservados Aviso legal - 2017 - info@funergal.com