29-07-2016 El rito funerario en el Budismo

En la religión budista se cree que la vida es eterna, en la reencarnación, por lo que se afronta la muerte de una manera positiva.  Los budistas no se lamentan del fallecimiento de un ser querido, ya que es un proceso natural e inevitable.

Durante el sepelio, se lee El Libro de los Muertos a la persona para ayudarlo en el “bardo” o Estado Intermedio entre esta vida y la siguiente. Esta fase tarda 49 días, en dónde los familiares y amigos del fallecido presentan sus ofrendas en forma de alimentos y bebidas.

El rito funerario budista tiene varios pasos:
  • Para empezar, el monje o monjes designan una fecha para la ceremonia de “Gnan Sop”, donde el cuerpo se prepara con formol y, así, pueda permanecer en su casa 7 días antes de la cremación. En esta parte del proceso, se realiza una foto del fallecido junto a algunas velas sobre el ataúd. Los asistentes usan ropa oscura o una camisa blanca y se les ofrece bebida.
  • Durante la tarde del séptimo día se realiza la cremación, en donde los monjes y los que lo deseen oran durante 30 minutos. El ambiente de los funerales es un ambiente social. En las ceremonias tradicionales, además, se organiza una procesión con el féretro transportado en auto hacia el templo y los asistentes ofrecen regalos y dinero a la familia como símbolo de respeto. 
  • Las cenizas son esparcidas en un río o bien enterradas en un cementerio comenzando un período de duelo que puede prolongarse hasta 90 días.
  • Después de 100 días del fallecimiento, se realiza una nueva ceremonia para ofrecer oraciones finales, donde también están invitados los monjes budistas. Además, en esta ocasión los asistentes vuelven a otorgar regalos a los familiares: dinero, medicinas, ropa, velas, fruta, leche, artículos de limpieza,… Este acto termina con la acción de verter agua bendita en el suelo. 
  • Al cumplir un año del fallecimiento, se vuelve a realizar nuevamente la ceremonia y, por último, en el tercer aniversario también poniendo fin al periodo de luto. Además, durante el primer año se deben evitar actividades que generen placer y diversión como bodas, fiestas y eventos sociales. Respecto a la vestimenta, los dolientes visten de forma sencilla, con colores lisos y sin decoraciones. 

Fuente: http://www.redfuneraria.com/funeral-budista



Todos los derechos reservados Aviso legal - 2017 - info@funergal.com